Son muchos los títulos que a diario ingresan a nuestra librería, parece que los seres humanos en el afán de seguir ese viejo adagio de “… y escribir un libro” han producido millones y millones de títulos sobre temas tan diversos que en ciertas ocasiones cuesta clasificarlos, esto permite pensar que el medio electrónico bien utilizado y manejado ha de servir para depurar - sin necesidad de la impresión en papel - una gran cantidad de textos colaborando a preservar en parte nuestro golpeado planeta.

Hemos reconfirmado además, que ciertas ediciones con características especiales de impresión o de antigüedad con el tiempo han ido adquiriendo un gran valor, y son estas ediciones las que también con los años se convertirán en patrimonio cultural de la humanidad.

Al mirar un poco la historia del libro, obsérvanos como en diferentes lugares del mundo pero especialmente en Europa las librerías de viejo cumplían un papel fundamental en la recopilación de títulos proveyendo a las grandes bibliotecas. Aquellos que han tenido la oportunidad de visitar estos centros documentales de primer orden en países como Francia, Inglaterra, Alemania, España U.S.A, constatan este hecho.

Libreros de gran experiencia, conocimiento y sensibilidad son quienes han aportado su grano de arena para la conservación de gran parte de este conocimiento, permitiendo a las bibliotecas especializadas en diferentes temas de ciencia y cultura laborar sistemáticamente en el rescate y conservación del patrimonio documental, pues recomendaciones serias depuran de manera inteligente el material, coadyuvando en la muy necesaria y cuidadosa política de la selección de libros.

Pensando en el momento coyuntural que el libro vive actualmente, recomendamos a las bibliotecas tener en cuenta el conocimiento que libreros serios actualmente poseen e invitar a estos a asesorar los centros documentales con el fin de preservar para el futuro el patrimonio escrito y de paso ayudar a las librerías en su sostenimiento económico. Cabe anotar que en algunos países (la mayoría) el circuito tradicional de adquisición de libros se ha roto pues son las editoriales las que directamente proveen a las bibliotecas, de tal manera que nos encontramos con bibliotecas que lo único que manejan son los llamados bestsellers libros que en muy corto tiempo se desactualizan y que pasan a convertirse en material “muerto” que nadie consulta.

Tomar conciencia de esto ayudará para que en el futuro las bibliotecas cumplan un papel fundamental y es el de preservar esas ediciones que se convirtieron por sus especiales características en lo que comunmente de denomina joya literaria o el libro como obra de arte.

Publicado originalmente en 28/12/2010

Información de contacto

haylibros está disponible también para contactar en Medellín, Colombia.

Participamos de las ferias del libro a nivel nacional y local

 

Teléfono - Whatsapp 

(+57) 3147486825

(+57) 3014479741

 

 

Email

haylibros@gmail.com