Un momento crucial en el desarrollo, sobrevivencia y crisis de nuestra librería depende en gran parte de las diferentes Ferias del Libro que se llevan a cabo en el país. El hecho de que estas ferias existan hace posible (además de la gracia siempre refrescante del viaje) la de analizar y conocer de cerca el desarrollo de estos certámenes y medir su impacto en la sociedad. La experiencia que hemos tenido hasta hoy varía dependiendo de la feria: algunas nos han reportado un excelente balance comercial, frente a otras que han puesto a tambalear nuestra estructura económica (no muy fuerte por cierto) y, de la misma manera, nuestra continuidad en el medio.

 

FERIA DEL LIBRO DE BOGOTÁ

Con el tiempo hemos aprendido a sopesar las diferentes variables que de por sí posee todo evento con el fin de asistir o declinar la invitación que nos llegue. Así las cosas tomamos la decisión de no asistir a la última versión de la Feria Internacional del Libro de Bogotá; uno de los factores que influyó en esta decisión está directamente relacionado con el costo económico que representa el estar allí, pues los gastos generados por desplazamiento, hoteles, personal, transporte de los libros, etc., no compensan el esfuerzo realizado.

De otra parte están, así se maticen, los problemas propios que enfrenta dicho certamen. El cual en nuestro concepto tiene que repensarse, con el fin de ponerse al día, tanto desde los cambios culturales como de mercado, por los que atraviesa el libro en la actualidad. Una cuidadosa evaluación de esta Feria —considerada una de las más importantes de Latinoamérica— merece sin lugar a dudas un capítulo aparte, especialmente si el análisis tiene que ver con la participación de las librerías independientes, pues siempre se habla de que el “balance comercial” de dicha feria fue “positivo”; pensaríamos que esto está referido directamente al mundo editorial, pues instituciones y librerías independientes, participantes en las últimas versiones de esta Feria, apenas logran cubrir la inversión realizada, lo que en últimas equivale a pérdida, pues qué del tiempo y demás gastos que supone la participación en un evento de tal magnitud.

FIESTA DEL LIBRO Y LA CULTURA DE MEDELLÍN

Al momento de pensar en asistir a una feria además de sopesar los costos, pensamos en el impacto que dicho evento ha de tener en la gente, esto sucede especialmente con la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín, un certamen que con el tiempo ha ido ganando en varios aspectos, tanto desde el crecimiento de la oferta editorial, como desde la calidad de los eventos propuestos en el orden académico y cultural, pues allí se conjugan ideas y esfuerzos de diversas instituciones públicas y privadas en el común propósito de dar a conocer su trabajo en el área cultural y proyectarlo en el entorno social.

Además otro factor relevante está dado por el lugar dónde se desarrolla la Fiesta del libro —Jardín Botánico de Medellín Joaquín Antonio Uribe— este lugar posibilita una feria con unas características de paisaje muy diferente a la de los espacios tradicionalmente cerrados de los centros de convenciones, esto no significa necesariamente que la feria resulte cómoda para aquellos que participamos, pues factores como la lluvia, la humedad, el poco espacio del cual se dispone para la exhibición, la dificultad de parqueo, lo complicado que resulta adquirir un stand, dan pie para pensar lo siguiente; si La fundación Jardín Botánico de Medellín apuesta por un espacio mixto donde la naturaleza y los muchos eventos que allí se programan anualmente convivan ¿no es acaso justo hacer una inversión que permita mejorar las condiciones para que dicha convivencia permanezca y así poder ofrecer un espacio verdaderamente amable tanto para el visitante como para el libro, con la consecuencia lógica de impactar de una manera positiva en lo social?

FERIA DEL LIBRO DE BUCARAMANGA

Encontrar información sobre el cómo y cuándo de una feria, sobre las condiciones de participación, sobre los avances tanto en lo académico y cultural así como la forma en que se llevará a cabo la comercialización, son datos que facilitan la realización de un evento, esto siempre nos ha parecido un buen ejemplo a seguir teniendo como modelo a la Feria del Libro de Bucaramanga, Ulibro: basta entrar al portal de la UNAB para encontrarnos con noticias relacionadas con el certamen, de la misma manera los correos emitidos por la organización presentan de manera clara datos clave para la participación: fechas, horarios, características del stand, bodegaje, facturación, forma de pago, permitiendo que todo el proceso de inscripción fluya de una manera tranquila. Nos queda, como libreros, únicamente el compromiso de aportar a la feria una buena y pensada oferta editorial.

Para el presente año haylibros.com participará nuevamente en Ulibro, estaremos con nuestro equipo de grabación, con el objetivo de ampliar la Antología de Poesía Colombiana en Video, uno de nuestros proyectos, el cual poco a poco se ha ido consolidando y hoy hace parte importante de nuestra apuesta cultural. Tenemos muy claro en nuestras políticas equilibrar lo comercial con lo cultural, dos aspectos que en nuestro concepto poseen el mismo nivel de importancia.

FERIA DEL LIBRO DEL PACÍFICO

Es una de las ferias a las que le hemos tomado especial afecto, pues posibilita que el libro llegue a una comunidad con importantes preocupaciones en el orden social. Es normal encontrarnos en las ferias con lectores que ahondan en investigaciones y buscan con afán libros que apoyan sus propias búsquedas, la feria del Pacífico es un claro ejemplo de dicho fenómeno. Exigencia esta que hace que con muy buen tiempo nos preparemos, buscando novedades en temas y autores, especialmente en el campo sociopolítico, con el ánimo de cumplir de la mejor manera con esta cita tan importante para nuestra agenda. Una de las quejas más comunes que escuchamos de algunos de nuestros colegas libreros es la de que “nos fue muy mal” pero basta dar una mirada a la oferta editorial que proponen para cada una de las ferias y de inmediato se nota que está totalmente desenfocada, de ahí la importancia de tener un criterio de acuerdo al público que visite el recinto ferial, de manera tal que permita que el esfuerzo realizado tanto por la librería como por la editorial se compense partiendo de una propuesta que reúna dos características esenciales: calidad y precio, asunto este que da para pensar y poner en discusión.

En cuanto a la calidad (nos referimos a la calidad de autores y títulos) uno de los problemas que evidenciamos tiene su origen en las políticas de los grandes monopolios editoriales. Ya que es normal ver a una gran editorial absorber editoriales pequeñas —aquellas que producían títulos de muy buena factura—. El paso siguiente es la liquidación de todo el material que encuentran en bodega, y luego, o no editan nuevamente los títulos que antes publicaba la pequeña editorial (pues han quedado con los derechos de autor) o cuando los publican, dichos títulos salen a un precio tan alto que se vuelven imposibles de adquirir, es cómo si el conocimiento se direccionara únicamente hacia los que tienen los medios (económicos) para llegar a él.

De forma tal que autores de gran categoría quedan represados en alguna parte evidenciándose, de otra parte, políticas editoriales que dedican su mayor y mejor esfuerzo a la publicación de “títulos basura” como podríamos denominarles y con los cuales llenan gran parte de las bibliotecas públicas de nuestros países, un negociado entre el sector público encargado del manejo de bibliotecas y los grandes grupos editoriales, lo cual va en detrimento de la formación lectora (escasa por cierto) en la mayor parte de nuestra población. Esto contrasta con la frecuente queja del sector editorial sobre la disminución en las ventas, ¿pero acaso se han detenido a pensar quiénes tienen la responsabilidad sobre lo que se publique o no, en esos autores imprescindibles para el conocimiento, que llevan años sin ser editados? Son muchos los temas y muchas las reflexiones que habría que hacer...

OTRAS FERIAS

Una de las conclusiones a las que hemos llegado en nuestro periplo por las ferias que se llevan a cabo en Colombia es que lo primero que se requiere para que un evento del libro se dé es voluntad y ganas de realizarlo, esto ocurre con un evento que ha ido creciendo en calidad se trata de la Feria del Libro de la UPB, así como la necesidad de reunir en torno a una propuesta clara y bien definida al sector librero de Manizales y volver a realizar la feria del libro en una ciudad que reclama este tipo de evento. Hace algunos días nos llegó la primera invitación internacional a una feria del libro se trata de NY BOOK EXPO, estamos haciendo toda la gestión para poder asistir y llevar de la mano nuestras propuestas en el orden cultural.

Una reflexión final, se acercan elecciones para concejos, alcaldías y gobernaciones en Colombia, ¿acaso nos hemos preocupado por cuestionar a los candidatos en asuntos relacionados con la cultura en general y con el libro en particular?

Publicado originalmente en 18/08/2011

Información de contacto

haylibros está disponible también para contactar en Medellín, Colombia.

Participamos de las ferias del libro a nivel nacional y local

 

Teléfono - Whatsapp 

(+57) 3147486825

(+57) 3014479741

 

 

Email

haylibros@gmail.com